header

EN VIVO

Música Continua

Veracruz
Villahermosa

EN VIVO

Música Continua

Viral

¿Te tatuaste el nombre de tu ex? Así lo puedes borrar

  septiembre 27, 2022 11:02 AM   |   Fuente : Redacción Ya! FM

¿Te tatuaste el nombre de tu ex? Así lo puedes borrar

La experta en estética Cristina Álvarez expone que con el láser, se envían ondas de choque con la energía suficiente para romper las partículas de tinta. De esta manera, se hacen más pequeñas para que el cuerpo pueda enviar a los macrófagos y que éstos puedan eliminarlas a través del sistema linfático los tatuajes.

 

Los macrófagos son unas células del sistema inmune que ingieren bacterias y otras sustancias extrañas al organismo. Para eliminar un tatuaje se necesitan varias sesiones, no es posible hacerlo de una sola vez. El número total de sesiones depende de múltiples factores. Por una parte, el cuerpo de cada persona, sus macrófagos y su sistema linfático es distinto al resto. Por otro lado, no es lo mismo eliminar un tatuaje profesional, uno amateur, un cover (un tatuaje que modifica otro tatuaje previo), un tribal o un difuminado.

 

 

Así, la experta manifiesta que los principales factores que influyen en el proceso de eliminación del tatuaje son: el tipo de tinta que usó el tatuador, la zona del cuerpo y la antigüedad del tatuaje, pues cuanto más antiguo es, mejor responde al láser. Se entiende que un tatuaje es reciente hasta los 3 años y, a partir de los 5, se empieza a considerar antiguo. Los colores del tatuaje son, asimismo, fundamentales para el proceso de borrado. La experta señala que el negro es siempre el más fácil de borrar.

 

De igual modo, el doctor Donís Muñoz, dermatólogo y autor del libro “Tratado sobre los tatuajes. Claves para su eliminación con láser”, indica que la dificultad para borrar los diferentes colores depende del tipo de láser Q-Switched que se emplee. No obstante, el color negro, el azul oscuro y el rojo son los más fáciles de borrar. En cambio, los colores más claros como el amarillo, el azul claro o el blanco suelen encerrar mayor dificultad.

 

Respecto al color rojo, el doctor Muñoz advierte de que es el que con mayor frecuencia provoca reacciones anómalas y efectos indeseados, tanto poco tiempo después de realizarse un tatuaje como a largo plazo. Por el contrario, el negro es “el más seguro y es excepcional que presente efectos adversos”, apunta.

 

Entre una sesión de láser para eliminar tatuajes y la siguiente es necesario dejar pasar tiempo. “El intervalo mínimo entre sesiones es de entre 6 y 8 semanas, si bien, cuanto mayor sea el intervalo entre ellas, se van a obtener mejores resultados a la vez que puede necesitar un menor número de sesiones.

 

Otro factor a tener en cuenta es la urgencia que pueda tener el usuario de eliminar sus tatuajes. “De hecho, en ocasiones, el intervalo entre sesiones viene condicionado por exigencias de fuerza mayor de índole laboral, sentimental, etc.”, detalla el dermatólogo. Después de cada sesión se necesitan una serie de cuidados. La doctora Campoy explica que, al finalizar cada una de ellas, se procede a hidratar y a hacer unas curas sobre la piel.

 

Durante los días posteriores “se aplicará una pomada antibiótica cada 8 horas. Además, hay que tapar el tatuaje para evitar la exposición solar”, subraya. Asimismo, la especialista destaca la importancia de mantener la piel hidratada.

 

Respecto a otros procedimientos para eliminar los tatuajes sin contar con el láser, la doctora Campoy afirma que métodos como la dermoabrasión, salabrasión, la intervención quirúrgica, los ácidos, las cremas o la congelación son “tratamientos obsoletos”.

 

La especialista advierte de que pueden producir “cicatrices engrosadas, causar infecciones y decoloraciones de la piel y no garantizan los resultados deseados”.

 

 

Comentarios

@yafmveracruz