AL AIRE
Ya! FM Veracruz

BLOGS | Música

Navidad, eterna navidad, y los villancicos peinados con crepé ochentero.

  diciembre 26, 2019 17:04 PM   |   Autor : Mauricio García

Navidad, eterna navidad, y los villancicos peinados con crepé ochentero.

Muchos de nosotros recordaremos de nuestra infancia las dulces melodías o jingles navideños, que nos obligaban a cantar en estas fechas cuando niños de preescolar o inclusive primaria, o inclusive en nivel medio y superior, no me harán mentir, y seguramente hasta este instante continuamos sin entender cómo es que los peces en el rio beben y beben y vuelven a beber. 

Yuri, Mijares, Pandora y muchos más regresaban cada navidad con las mismas canciones, villancicos que si te gustaban o no, era los que se pregonaba cada diciembre, y no es aue fueran del agrado nacional, no es que amábamos interpretar las canciones al rededor de la chimenea  en familia, era lo que teníamos de inmediato, nuestro talento mexicano era posicionado en los medios de comunicación de aquellos años durante mucho tiempo, a tal grado que se editó un disco recopilatorio de este género musical, las ventas de dicho álbum que homenajeaba la natividad continuaba sin descanso, décadas vendiendo el mismo LP con la foto de la portada intacta de la primera edición, año con año crecimos, estos intérpretes también lo hacían, y los mismos personajes de la portada de “La eterna Navidad” continuaban cual Dorian Gray, eternos, jóvenes,  y felices porque seguían cobrando regalías a costa de nuestros oídos.


Este álbum titulado “Eterna Navidad” fue lanzado por primera vez a la venta en diciembre de 1986, para la década de los años noventa se remasterizó, y paulatinamente se fueron incluyendo más villancicos de otros artistas para de alguna manera actualizarlo.

El concepto fue creado para reunir a los artistas hispanoamericanos más famosos de esa época, para darle más fuerza a la idea navideña, decidieron nombrar al

Colectivo navideño como “La Hermandad”. Si bien conocemos estos temas y si llegan a tener similitud con alguna otra canción recordada ambiguamente con la voz de alguien más, es porque son adaptaciones a nuestro idioma, covers, vulgo fusil, temas extraídos de otro compositor o cantautor que al ser conocido se reutiliza en otro idioma para su comprensión y fama inmediata.

Algunos buenos, otros diferentes a la idea original, pero la intención de quedarse en nuestra memoria y retomarlos en nuestras posadas y festividades decembrinas de alguna manera cumplen su cometido.


Actualmente por la baja de ventas en los álbumes físicos, este material se ha vuelto complicado adquirir, en tiendas musicales existen recopilaciones ya con nuevos diseños de portada más “sencillos” (tal vez por ausencia de derechos de autor), la disquera transnacional que reeditó al rededor de 30 años este almanaque sonoro ya no existe, artistas nuevos nacen y popularizan nuevas canciones y que también coverean los covers, las tiendas digitales de renta de música y redes sociales, exponen a su criterio nuevo villancicos con las ya clásicas Playlist, nos queda más que nostalgia, que año con año recordaremos frente a un árbol y un pesebre con figuras de yeso.

Comentarios