AL AIRE
Ya! FM Veracruz

BLOGS | Vida

Ted Bundy, la historia un psicópata encantadoramente letal

  febrero 8, 2019 11:44 AM   |   Autor : Malak Parra

Ted Bundy, la historia un psicópata encantadoramente letal

Hace unos meses, se estrenó en Netflix un documental y también se dio a conocer una cinta protagonizada por Zac Efron en las cuales se retrata la historia de una de las mentes más enfermas de la historia, Ted Bundy, un despiadado asesino que cometió varios crímenes de feminicidio.

El primero, un documental de nombre ‘’Conversations With A Killer: Ted Bundy’’, nos retrata la historia y motivos del temido criminal, mediante unas grabaciones reales en las que el asesino cuenta prácticamente todos sus crímenes ¿aterrador, no crees? Y la segunda, una película protagonizada por Zac Efron, cabe decir que por esta última, varias chicas le han dado un aire romántico a la historia y la han sacado fuera de contexto cuando es todo lo contrario y en este artículo, les vamos a quitar esa venda de los ojos para que dejen de poner en sus redes sociales ‘’Ted Bundy es el hombre perfecto’’, sólo porque lo interpreta Zac Efron.

 

¿Quién era Ted Bundy?

Nació en Burlington, Vermont el 24 de noviembre de 1946, se caracterizó por vivir en una familia donde no había violencia familiar e incluso era uno de los hijos consentidos entre todos sus hermanos, pero durante su adolescencia se caracterizó por atrapar animales y torturarlos y no fue hasta la universidad cuando comenzó la etapa de asesino en serie.

Ted Bundy se inscribió en la Universidad de Puget Sound y empezó a estudiar psicología y siempre se le conoció como un excelente estudiante. En 1967 se enamoró y empezó una relación con Stephanie Brooks. Dos años después, su novia se licenció y terminó la relación que tenía con Bundy.

Se sabe que él quedó muy destrozado por esto y a pesar de eso en 1969 empezó una nueva relación con Elizabeth Kloepfer que duraría cinco años a pesar de seguir en enamorado de su ex pareja. 

Tiempo después terminaría por graduarse, y en 1973 se inscribe en la Universidad de Washington para estudiar Derecho. Se interesa también y empieza a participar en el mundo de la política por el partido republicano y a vincularse en diferentes actividades comunitarias, llegando a ser voluntario en un servicio telefónico de ayuda a mujeres sexualmente agredidas e incluso a ser condecorado por salvar a un menor de ahogarse. Volvería a encontrarse con Stephanie Brooks y a tener una breve relación con ella, que esta vez terminaría él tras volverse extremadamente frío. 

Sin embargo, es en la primera mitad de los 70, cuando Bundy comenzó a realizar delitos menores de robo y en 1974 comenzó su ola de violencia. Aún en la universidad, Ted Bundy entró a la habitación de Joni Lenz, de 18 años, una estudiante a la que asaltó en la habitación de su residencia. Bundy la golpeó con un objeto contundente y la violó con la pata de la cama. Lenz logró sobrevivir, pero con daños neurológicos irreversibles.

El asesino llevaría a cabo el mismo procedimiento con Lynda Ann Healy una estudiante de psicología, a quien en este caso mataría. Su cadáver descuartizado apareció un año más tarde en un bosque cercano a la residencia universitaria. El primer crimen lo dejó con ganas de más, y elegía siempre víctimas similares: jóvenes estudiantes, blancas, guapas y de pelo negro, todas parecidas a Stephanie Brooks. 

Entre sus víctimas se encontraron los cadáveres de Carol Valenzuela, Nancy Wilcox, Susan Rancourt, Donna Mason, Laura Aimee, Brenda Ball, Georgann Hawkins, Melissa Smith o Caryn Campbell entre otras muchas.

 

Modus Operandi

Cabe decir que Bundy, era realmente atractivo y durante su juicio hubo muchas chicas que lo apoyaban y querían casarse con él y muchas autoridades y personas lo describían como una persona con demasiado atractivo, cabe decir que esto era un plus a la hora de elegir víctimas.

En un principio Bundy solamente las seguía, las secuestraba y estrangulaba, sin embargo al darse cuenta de su habilidad para manipular a todos con su carisma y atractivo fue cambiando de técnica y empezó a buscar víctimas durante el día, siendo usual que simulara tener un brazo roto para pedirles ayuda y llevar cosas a su coche. 

Cabe decir que esta ola de terror se esparció por varios lugares de Estados Unidos, como Idaho, Utah, Colorado y Florida, dejando tras de sí una gran cantidad de asesinatos y confusión entre las autoridades.

 

Primeras Pistas y Detención

En 1974, Bundy fingió ser un oficial de la policía para acercarse a Carol DaRonch y hacerla subir a su auto. La joven accedió pensando que este se dirigiría a la comisaría, pero se encontró con un monstruo, ya que paró el auto e intentó esposarla y afortunadamente la mujer consiguió zafarse antes de ser inmovilizada y huir, tras lo cual acudió a la policía y fue ahí donde se hizo un retrato hablado del asesino y es aquí cuando entra Elizabeth Kloepfer, su actual pareja.

Elizabeth Kloepfer, era una chica muy diferente a Ted Bundy, mientras él disfrutaba salir a distintos bares de la ciudad y socializar con diferentes personas, ella prefería leer o quedarse en casa, cosa que no disfrutaba Bundy. Durante ese tiempo el retrato hablado corría por todas las noticias y Elizabeth al verlo en las noticias y al empezar a compararlo con el extraño comportamiento de su pareja, empezó a tener dudas y posteriormente, ella encontró debajo del asiento del copiloto de Ted, las herramientas con las que cometía sus crímenes e incluso varias identificaciones de chicas y es aquí cuando ella decide ir a la policía a reportar el comportamiento de su marido.

Gracias a estas dos testigos, el retrato hablado y Bundy, estuvieron relacionados y la búsqueda de el asesino, comenzó, sin embargo para evitar levantar sospechas y ser detenido por las autoridades, Ted Bundy cambió su aspecto y fue viajando por diferentes estados esparciendo más el terror entre distintas poblaciones.

Pero en 1975 un patrullero paró el auto de Bundy y terminó por encontrar elementos indicativos como palancas, esposas y cinta con la que solía  inmovilizar a las víctimas. Ted Bundy fue detenido. En este caso, sería identificado por DaRonch como el autor de su secuestro. 

 

Juicios y Fugas

En 1976 se da el primero de los diversos juicios a los que sería sometido Ted Bundy. En este caso se le juzgaba por el secuestro de DaRonch, resultando en una condena de quince años de prisión. 

Sin embargo, el análisis del auto en donde fue detenido el asesino, se hallaron evidencias que implicaban a Bundy en la desaparición y asesinato de Melissa Sith, Caryn Campbell y esto lo condujo a un segundo juicio y en este caso el hombre decidió representarse a sí mismo como abogado, motivo por el cual se le permitió visitar la biblioteca de la prisión para preparar su defensa, pero aprovechó esta situación para escaparse, sin embargo fue atrapado seis días después. 

En 1977, volvió a fugarse y consiguió huir hasta Chicago donde adoptó una identidad diferente y volvió a matar, en esta ocasión se dio a la tarea de atacar a tres jóvenes en una fraternidad universitaria llamada ‘’Chi Omega’’, de las cuales una logró sobrevivir, asimismo también secuestró y mató a Kimberly Leach, una niña de doce años de edad.

Finalmente fue detenido en un hotel de Florida, después de que la matrícula de su auto fuera reconocida. Tras ser detenido por segunda vez, sería juzgado el 25 de junio de 1979 por asesinato. Bundy, quiso ejercer su propia defensa y se le permitió hacerlo, pero las pruebas existentes en su contra lo llevaron a que fuera declarado culpable y condenado a morir en la silla eléctrica. 

Bundy, ejerció como abogado de sí mismo durante el juicio y logró postergar en tres ocasiones la aplicación de la pena, misma que más adelante fue negada e incluso en un intento desesperado por salvar su vida confesó dónde había ocultado los cuerpos de varias de sus víctimas, pero nada le libró de morir electrocutado el 24 de enero de 1989. 

Muchos aseguran que sus víctimas fueron más ya que antes de su ejecución, confesó más asesinatos y ataques aparte de los que dijo durante su defensa en el juicio y que cuando fueron investigados, sólo algunos resultaron ser ciertos. 

En ‘’Conversations with a Killer: The Ted Bundy Tapes’’se da una idea de qué es lo que Bundy era capaz de hacer con los cuerpos de las personas sin vida, se da la versión de las chicas que sobrevivieron, se conoce el modo con el que operaba y la psicología de este asesino a través de diferentes archivos, testimonios y grabaciones hechas por autoridades. Sin embargo lo más macabro de este documental es que no es contado con una voz de un narrador cualquiera, lo aterrador es que es la misma voz del asesino, Ted Bundy, el cual, mediante unas grabaciones cuenta la historia de todos los crímenes e incluso parte de su vida.

Cabe decir que esta grabación fue hecha por un periodista llamado Stephen G. Michaud a Ted Bundy días antes de ser ejecutado y tales cintas nos muestran a un Ted Bundy manipulador, egocéntrico y mentiroso en ciertos aspectos, en donde este mismo va contando el largo historial de crímenes, detenciones, fugas y juicios. Esta miniserie es una zambullida al lado más oscuro de un ser humano, confronta al espectador con un psicópata incapaz de experimentar la más mínima empatía.

Sin duda alguna cabe destacar que es una serie interesante, ya que nos muestra más allá de lo que era Ted Bundy, además de que era descrito como encantador y con una sonrisa que parecía sincera e incapaz de hacer daño a las mujeres y niñas. Sin embargo detrás de todo esto, era un hombre que dominaba su propio discurso y jugaba con los medios y autoridades a su antojo. Bundy era el típico psicópata encantador con una personalidad extrovertida y con la cual enganchaba a muchas de sus víctimas.

Para finalizar podemos decir que Ted Bundy, no es un personaje que debas alabar o tengas que decir que quieres a una pareja como él, por más guapo que sea, e incluso si lo interpreta el galán Zac Efron, no es algo que debes de seguir por moda ni decir que quieres una pareja como él, ya que esta persona fue un completo demonio que usaba sus encantos para cometer terribles crímenes, sin duda también con la cinta basada en este asesino.

Zac Efron demuestra que tiene una gran capacidad actoral y antes de que digas que quieres un novio como él o salir con alguien como él solamente porque esta guapo, piensa en todas las chicas a las que este asesino les quitó la vida, y la neta vivir es un regalo precioso, no lo desperdicies por una moda ni dejes que un hombre que es guapo, te maltrate solamente porque es guapo (ya que se dan casos así), levanta tu voz y no te dejes.

Y a ti ¿qué te pareció la historia de Ted Bundy? ¿Crees que se deban llevar a la pantalla chica más casos de este tipo narrados por los propios asesinos? ¿Crees que se deba advertir a las chicas sobre este tipo de hombres?

Comentarios